viernes, 19 de mayo de 2017

TABOO TRIAL FRAMES: Pasión por el carbono


La pasión por algo nos pueden llevar hasta limites insospechados. Cosas que, a priori, pueden parecernos imposibles acaban haciéndose realidad. La falta de medios, de infraestructura o de conocimientos pueden llevarnos en un principio a desistir de nuestra ilusión por mucho que queramos llevarla a cabo, pero tenacidad e ilusión son una combinación muy poderosa para no rendirnos.

Texto: Enric Gibert
Fotos: Enric Gibert, archivo




 La historia de Taboo es parecida a la que nos han contado sobre Google o Apple. Un cierto dia alguien decide que va a fabricar un chasis de carbono de trial para su hijo, con la particularidad de que ni se dedica a esto ni tiene conocimientos sobre el tema. No tienen una gran empresa de bicis ni una gran infraestructura, pero todas las ganas y determinación del mundo para hacerlo. Enric Serra y Brenda Val, padres del piloto Max Serra, decidieron en 2014 que querían hacer un chasis de carbono para su hijo. A Enric le encanta aprender y desarrollar nuevos proyectos y se puso a estudiar las propiedades del carbono, cómo trabajarlo y como conseguir la rigidez necesaria que requiere un chasis de trial.  Se puso a estudiar todo lo referente al carbono y cómo trabajarlo. Él mismo se fabricó el compresor para hacer el vacío, el horno para cocer la resina de epoxy y se fabricó un molde de acero inoxidable para hacer los primeros cuadros. Lo que parecía una locura había tomado forma: de un pequeño garaje de la localidad de Alella (Barcelona) el primer chasis Taboo “salía del horno” con la incertidumbre de si aguantaría o se rompería en el primer salto. El resultado fue prometedor porque ¡aguantaba!, pero había que mejorar el acabado, ciertos aspectos del diseño y la estética.



Tres años después Taboo Trial Frames ha dejado de ser un sueño para ser una realidad palpable. El chasis Taboo es muy diferente al primero que diseñaron. El primer molde de acero inoxidable “handmade” ha pasado a ser un molde de aluminio mecanizado en CNC que nada tiene que envidiar a cualquier molde de una gran marca. Es un chasis perfectamente acabado, con un diseño muy ”racing” y con la particularidad que los chasis se fabrican uno a uno y bajo un constante control del proceso de fabricación.

Este 2017 ha dado otro gran paso colaborando con dos de los grandes pilotos del circuito internacional. Por un lado el piloto cántabro Raúl Gutiérrez, actual subcampeón del mundo de Biketrial, ya hace meses que compite a los mandos de la Taboo V5 con excelentes resultados y por otro lado el piloto holandés Rick Koekoek, piloto del “top5” mundial del ranking UCI, ha sido el último fichaje de Taboo para esta temporada. Koekoek ya entrena con la Taboo hace un par de meses y la estrenará en alta competición el próximo 20 de Mayo en Antwerp (Bélgica) en la primera prueba de la Copa del Mundo 2017.

Esta es la carta de presentación de Taboo Trial Frames:

Taboo Trial Frames es una empresa familiar creada en 2014 y dedicada al diseño y fabricación de cuadros de fibra de carbono para Trial. Todos nuestros productos están diseñados, desarrollados y fabricados en Barcelona, lo que nos permite seguir muy de cerca y constantemente todas las fases del proceso de fabricación y acabado de cada uno de ellos. El propósito de nuestra empresa es la de ofrecer a nuestros clientes un chasis de alta calidad. 

Taboo es la primera marca del mercado que ofrece un chasis 100% en fibra de carbono para niños, en medida de 970mm.

Trabajamos con moldes de aluminio totalmente mecanizados en CNC y adaptables a las diferentes opciones que ofrecemos. El proceso de fabricación manual, uno a uno, nos permite detectar cualquier posible error en cualquier momento y corregirlo antes del siguiente paso.

Un chasis Taboo es un chasis fabricado a conciencia.

El objetivo de Taboo Trial Frames es ofrecer un cuadro resistente, ligero y diseñado para adaptarse al 99% de componentes del mercado, por lo que la combinación y nivel de equipamiento de la bicicleta puede ser totalmente personalizado.
Como complemento a nuestros cuadros también fabricamos protectores para las zonas más expuestas de la bicicleta. Estos protectores se adaptan perfectamente a la forma y curvas de cada chasis, quedando totalmente integrados sin dañar la estética del conjunto. Podemos fabricar protectores para la mayoría de cuadros del mercado, siempre en carbono y kevlar, con una gran resistencia y un peso muy liviano.
El circuito nacional e internacional de competiciones de Trial es el mejor banco de pruebas para probar nuestros productos. Taboo Trial Frames ya cuenta con varios pilotos a los mandos de bicicletas montadas con nuestro chasis V5, obteniendo excelentes resultados tanto de fiabilidad como deportivos.

BIKENBICI es el distribuidor de Taboo para España y ofrece tanto los chasis y protectores Taboo como bicicletas completas Taboo montadas bajo las especificaciones y componentes que el cliente solicite. Consúltanos y estaremos encantados de atenderte.

Pero Taboo Trial Frames no se conforma con un cuadro. Ya están trabajando en una horquilla de carbono para freno de disco que promete muchísimo. Las primeras pruebas han dado un peso de 480 gramos y hay un par de unidades testándose en competición en manos de dos de los pilotos infantiles que pilotan una Taboo. Otros proyectos están en la mesa de trabajo de Taboo, pero ahora se centran en el V5 y en dar a conocer la marca.
Esta temporada se verán las Taboo en Campeonatos del Mundo, Copas del Mundo y competiciones de altísimo nivel, en manos de pilotos que han confiado en el sueño de unos padres que querían la mejor bicicleta para su hijo y creemos que la han conseguido. Tan solo las horas dedicadas a cada chasis que fabrican y el cariño que ponen en su creación ya merecen nuestra más sincera admiración. Un Taboo no se fabrica en Taiwan por gente que no conoce el trial. Un Taboo se fabrica muy cerca de Barcelona y lo hace gente de trial, que solo piensa en trial y vive el trial cada dia.

Los cuadros Taboo ya están disponibles en medida de 970mm y 1010mm en nuestra tienda online. Se entregan con dos protectores, también fabricados en carbono, para las zonas inferiores y más sensibles de la bicicleta.
Aquí os dejamos los enlaces a los chasis Taboo Trial Frames en sus dos medidas



Características principales de los cuadros Taboo

· Fabricados en carbono 3K de alta calidad bajo estrictos controles de calidad durante todo el proceso. 

· Medidas de 1010mm y 970mm, siendo el primer cuadro de carbono del mercado en ofrecer una medida específica para niños.

· Para frenos de disco Postmount de 160mm de diámetro. 

· OPCIONAL BAJO DEMANDA: Soportes para freno hidráulico de llanta. 

· Tubo de dirección para direcciones semi integradas de 1-1/8". 

· Caja de pedalier roscada de 68mm de ancho. Rosca de 1,37"x24T. 

· Para bujes de rueda trasera de 116mm de ancho. Compatible con el 99% de bujes del mercado. 

· El estudiado diseño y colocación de las distintas capas de fibra que lo conforman permiten ofrecer un chasis robusto a la vez que muy ligero. 

· Su especial diseño “monocasco” y las dos medidas de largo que ofrece permiten que cualquier piloto, sea cual sea su nivel y edad, puedan adaptar su pilotaje a un chasis Taboo. 

· La altura del pedalier de +95 permite un mayor espacio entre ejes y un mayor “clearance”. 

· Compatible con el 99% de componentes del mercado. 

· Montaje del latiguillo de freno por el interior del chasis, ofreciendo una mayor protección contra los golpes y una línea estética mucho más limpia. 

· El cuadro se entrega con protectores de cuadro y vainas incluidos (30 gr) 

· Acabado en carbono 3K mate con decoración en color verde, gris y blanco. 

· Peso total del chasis de 1010mm:  1120 gramos (+/- 15 gramos). 

· Peso total del chasis de 970mm:  976 gramos (+/- 15 gramos). 


MEDIDAS PRINCIPALES CHASIS TABOO TRIAL FRAMES 

Distancia entre ejes: 1010 mm / 970mm
Distancia de pedalier a buje trasero: 350mm / 345mm
Altura del pedalier: +95 
Altura tubo de dirección: 110mm 
Ángulo de dirección: 72º / 70.5º

Galería de imágenes


















miércoles, 8 de marzo de 2017

CROSSBOW: TRIAL EN VERDE


La pasión de un empresario por el Trial le llevó a crear, no hace muchos años, la marca de motos de Trial Vertigo. Poco después apostó por el trial en bicicleta y nació Crossbow, una marca muy joven pero ya consolidada en el mercado, con un producto de alta calidad y ya campeona del mundo en su primer año en el mercado de la mano de Eloi Palau.

Texto: Enric Gibert
Fotos: Enric Gibert y Crossbow

Todos tenemos nuestro trabajo y nuestras aficiones. Estas últimas no pasan de ser eso en la mayoría de los casos pero, en el caso que nos ocupa, esta afición se ha convertido en una empresa en la que se respira trial desde la misma recepción, en la que podemos encontrar las dos motos Vertigo que ganaron los Seis Días de Escocia en manos de Dougie Lampkin. Las motos están tal cual quedaron, con el barro y la suciedad de los “Scottish” sobre ellas.
Vertigo y Crossbow son las dos marcas que se sueñan, piensan, diseñan, fabrican y distribuyen desde esta factoría de Palau de Plegamans (Barcelona). Vertigo es la división de motos de trial pero la que realmente nos interesa y queremos conocer a fondo es Crossbow, la división de bicis de Trial.
Crossbow es una marca que nació hace varios años como un proyecto muy prometedor e innovador pero se quedó en eso, en un proyecto hasta que Vertigo tomó las riendas y puso al frente del desarrollo de la marca a Ferran Escudero, un joven futuro ingeniero y piloto en activo que le ha dado un giro a Crossbow y ha conseguido poner a la marca en el mercado.


Las bicis comparten la infraestructura de las motos y los dos ingenieros de la marca trabajan tanto para la bici como para la moto. Sus herramientas se centran en potentes sistemas informáticos en los que se diseñan, estudian y reproducen los distintos esfuerzos a los que los chasis y componentes se ven sometidos. La fiabilidad es una de sus principales objetivos.
Crossbow se presenta con una bicicleta “tope de gama” destinada a la alta competición. Se han dejado de lado, por el momento, las gamas de componentes medios y bajos y se ha apostado por ofrecer una bicicleta que difícilmente puede ser mejorada. Horquilla de carbono, manillar de carbono, pedalier de titanio, tornillería de titanio, pedales con eje de titanio y otras exquisiteces son las que ofrece Crossbow en su bicicleta de estricta serie. Además monta los frenos de disco Hope Trial Zone con bomba Tech 3 y los  neumáticos OBR Gekok.
De hecho, si tenemos en cuenta la relación “calidad-precio” podemos decir que es la bicicleta de trial más competitiva que existe actualmente. Además ha incorporado soluciones innovadoras y ha sido la primera bicicleta comercializada en pasar el latiguillo del freno trasero por del interior del chasis, ofreciendo una línea estética mucho más limpia.
El principal componente de la bicicleta, el chasis, es lo que la hace diferente del resto de sus competidoras en el mercado. Para empezar, los chasis no se fabrican ni en Taiwan ni en China ni en ningún país oriental. Crossbow apuesta por el continente europeo para fabricar sus chasis y se aprovecha de la gran infraestructura de Vertigo para su fabricación, muy cercana y pudiendo supervisar todo el proceso de producción casi diariamente. Esto hace que los chasis Crossbow pasen un control de calidad constante y con exigencias muy altas. Si analizamos un chasis Crossbow al detalle vemos que no está fabricado a base de tuberías soldadas entre sí sino que está formado por dos mitades soldadas con un nervio central interior vertical en forma de onda.
Este particular diseño evita que el tubo se pudiera romper en redondo y le añade una rigidez extra al conjunto.
Otra de sus exclusividades es que monta los únicos pedales con eje de 12mm de diámetro, además de venir montados de serie. Toda la bicicleta respira competición y calidad. El pedalier es de tipo “spanish” (con los rodamientos clavados en el propio cuadro) y consta de un eje de titanio tipo ISIS y dos rodamientos sellados de alta calidad.
Podéis consultar el resto de características de la bicicleta e imágenes de detalle  siguiendo este enlace http://bit.ly/2iXjtSw



La factoría de Vertigo-Crossbow es una nave muy diáfana e iluminada. Cada cosa está en su sitio y se respira un ambiente de orden y trabajo ordenado. La línea de montaje no es muy grande pero perfectamente ordenada. Al lado, una estancia grande y cerrada con grandes ventanales es la zona de ensamblaje de motores. La sección de Crossbow está en el primer piso de la nave. Es pequeña pero con todo lo necesario para poder ensamblar las bicicletas con comodidad. Comparte almacén de recambio con las motos y existe toda una línea dedicada al respuesto de bici. En otra nave muy cercana, que no pudimos visitar se “cuecen” los nuevos modelos de Vertigo y Crossbow.

También importante es el equipo de competición, sin el cual una marca como Crossbow no tendría sentido. Han fichado a pilotos muy prometedores entre los que destaca Eloi Palau, que consiguió el campeonato del Mundo Junior 20” de Trial UCI en 2016. Crossbow, en su primer año de existencia, ya tiene un título mundial.

Al frente de Crossbow está Ferran Escudero, piloto en activo y acabando la carrera de Ingeniería. Actualmente ostenta el cargo de Purchasing Logistic Manager de Crossbow y pudimos sentarnos con él para hablar un poco de la marca y del presente y futuro.


¿De cuantos modelos consta la gama de bicicletas Crossbow?

Desde el principio hemos apostado por cubrir todas las franjas de edad y poder satisfacer la demanda de los pilotos sea cual sea su edad, por lo que tenemos dos modelos infantiles, la KID de 920mm y la KID PLUS de 970mm, la de 20 pulgadas de 1010mm y la de 26” de 1078mm. Son 4 modelos basados en una misma idea, la de ofrecer una bicicleta de alta calidad y altas prestaciones.

¿Tenéis pensado investigar con el carbono para los chasis?

Es una cuestión que siempre la tenemos en mente. El futuro de la bici de Trial parece que va encaminado al carbono pero nosotros, de momento, no estamos trabajando en esta línea. Ahora tenemos un chasis muy rígido y fiable y queremos trabajarlo y desarrollarlo, pero sin olvidarnos de que el carbono existe y es una realidad.

¿Entra en vuestros planes que Crossbow pueda llegar a todos los públicos?

Supongo que te refieres a si desarrollaremos una gama media de bicicletas, más asequibles económicamente. Es otra de las cosas que tenemos en mente porque somos conscientes de que hay muchos aficionados que no necesitan una bicicleta 100% profesional. Es un tema que de momento está un poco “verde” pero al igual que el chasis de carbono, está en la agenda de proyectos.

¿Qué pilotos forman el equipo de competición de Crossbow?

Actualmente consta de 7 pilotos oficiales que reciben ayuda de fábrica. Tenemos pilotos jóvenes, pilotos consolidados, una fémina, pilotos en 20” y 26”. Eloi Palau es nuestro piloto oficial en 20” y que se proclamó Campeón del Mundo Junior de Trial UCI la pasada temporada 2016. El británico Charlie Rolls, el andorrano Gaudi Vall, el catalán Martí Russinyol y yo mismo somos el resto de pilotos en 20”. En 26” tenemos a Joan Torres que está cosechando buenos resultados y en Femina tenemos a la piloto belga Charlotte Coen. Es un equipo muy completo y del que estamos muy contentos.

Las “leyendas del trial” siempre cuentan que los pilotos de fábrica gastan muchos chasis cada temporada y por eso dicen que no se rompen nunca. ¿Qué puedes contarnos sobre esto en el caso de Crossbow?

Desconozco como trabajan las otras marcas de bicicletas de Trial pero en el caso de Crossbow nuestro piloto Eloi Palau usa solo dos chasis al año y siempre con unidades de estricta serie. Los prototipos se prueban por otras vías. A nosotros nos da igual si Eloi no empieza la temporada estrenando bici. La competición es nuestro banco de pruebas y sería absurdo cambiar el chasis cada 4-5 carreras porque no tendríamos un “feedback” real de la resistencia y funcionamiento de nuestras bicicletas. Queremos ofrecer una bicicleta que sea realmente fiable.

¿Qué ventajas aporta fabricar el chasis de la bicicleta aquí en Europa?

El tiempo de reacción. Dejando un poco aparte el tema de la calidad, que es altísima y ya damos por hecho que nuestro chasis está muy bien hecho, el poder modificar, probar o experimentar una nueva solución en nuestra bici sin tener que esperar uno o dos meses para cada modificación. Fabricar en Oriente implica toda una serie de entendimientos, procesos y “timings” que fabricando aquí nos saltamos. Incluso tenemos un soldador especializado en aluminio que en pocos días puede ensamblarnos un chasis con una modificación que necesitemos probar. La agilidad y la supervisión constante del proceso es lo que nos ha decidido a fabricar aquí.

¿Una de las obsesiones del gran público es el tema del peso y parece que hay una pequeña “guerra” por ofrecer una bicicleta lo más ligera posible. Cual es la postura de Crossbow en esta cuestión?

Desde Crossbow creemos que tenemos que ofrecer una bicicleta competitiva al 100% es decir, que hemos priorizado el peso y la fiabilidad al mismo tiempo. La manera de la que Crossbow llega a una relación resistencia/peso competitiva es con los componentes de alta gama. Hemos hecho un chasis que no sobrepasa el límite de peso mínimo para que pueda ser inseguro y, a partir de aquí, bajamos el peso de la bici con componentes de alta gama y muy ligeros.

Crossbow es una marca de bicis dentro de una marca de motos. Comparten la pasión, la tecnología y el espíritu de la competición. Si te tira el color verde, Crossbow es tu bici. Hasta el próximo 3ALReports, siempre en equilibrio!











lbric﷽﷽﷽﷽﷽ficiales que reciben ayuda de fad.
llarlo, pero sin olvidarnosque va encaminado al carbono pero nosotros, de moento, pábrica



viernes, 27 de enero de 2017

CLEAN K1 FIBRA DE CARBONO. LÓGICA EVOLUCIÓN




Después de una época en la que parecía que el desarrollo de la bicicleta de Trial estaba más o menos estancado, volvemos a tener muchas novedades y las marcas trabajando en nuevos modelos y soluciones. El Trial en bicicleta sigue avanzando!

Texto: Enric Gibert
Fotos: Clean Trials

En esta primera entrega, y estreno de este nueva aventura de Bikenbici, os queremos presentar una bicicleta que a pesar de estar en fase de prototipo todavía, ya luce como un modelo acabado. se trata de la Clean K1, la propuesta en fibra de carbono de la marca comandada por Abel Mustieles.
A principios de Diciembre de 2016, Clean presentaba un prototipo basado en la X2 pero fabricado enteramente en fibra de carbono, denominándose K1. No sabemos si empieza a ser una tendencia pero, aparte de la ya conocida Monty M5, Clean es la única marca que, de momento, se ha atrevido a fabricar una bicicleta 100% en fibra de carbono.


La bicicleta tiene un acabado bastante definitivo y pocos cambios se le podrán hacer, aunque todo dependerá de la experiencia que los pilotos probadores vayan acumulando a lo largo de esta temporada. Estéticamente, la K1 es igual a la X2 de aluminio, salvando los detalles propios necesarios en los distintos  procesos de fabricación entre aluminio y fibra de carbono. La K1 monta pedalier BB30, dirección Tapered, pinza de freno trasero integrada dentro del chasis y tensor de cadena. Este último dio algún dolor de cabeza al equipo de diseño pero han podido solucionarlo y adaptarlo a la K1 perfectamente.
Algunas unidades de esta bicicleta ya están rodando en Aragón, Catalunya, Andalucía y Alemania con el propósito de hacerles los máximos “kilómetros” posibles y poder dar el OK definitivo para pasar a producción.
El acabado del chasis es en carbono UD, sin los típicos cuadraditos del carbono 3K.
La marca promete un peso de 985 gramos (+/- 15 gramos) lo que le supondría ser el primer chasis del mercado que baja del kilo de peso.  Los primeros montajes que han hecho en Clean con este chasis como base arrojan un peso final de 6,700 kg para una bicicleta completa, con pedales y tornillería de titanio.



Otra de las grandes novedades que aporta este nuevo chasis es el recorrido del latiguillo de freno trasero por el interior del chasis. La línea de la bicicleta queda mucho más estilizada, el latiguillo mucho más protegido, se evita la colocación de grapas y soportes,... 
El único “pero” es el tener que desmontar el freno para pasar el latiguillo por dentro, pero eso sólo se hace una vez o nos vendrá ya hecho de origen. En caso de rotura en competición, se coloca por fuera de modo provisional.
Todavía es muy pronto para detallar las distintas opciones con las que saldrá al mercado, pero pensamos que saldrá en versión de frenos disco-disco o llanta-disco.

 Como siempre hemos procurado hacer, hemos hablado directamente con los encargados del desarrollo del producto que os presentamos y, en esta ocasión, qué mejor que hablar un ratito con Abel Mustieles, “alma mater” del proyecto Clean y primer piloto de la marca. Os dejamos con sus impresiones sobre la Clean K1

La bici se ve muy acabada y no un prototipo. Es la definitiva o en un función de lo que pueda salir en 2017 pueden cambiar cosas?

Hola! Cuando te decides a abrir un molde en fibra de carbono en trial, al menos en nuestro caso, todos los detalles han sido meticulosamente cuidados. El prototipo que hemos recibido es efectivamente lo que vendrá en producción si no pasa nada raro. La única duda que teníamos era cómo sujetar el tensor de cadena integrado, pero Marc, nuestro ingeniero, plasmó la idea en los planos y efectivamente está funcionando perfectamente. Si hubiera alguna rotura en los prototipos debido a la fabricación, tendremos que revisar ese punto, si no pasa nada, la producción será exactamente como estos.

Es un proyecto que ya estaba arrancado antes de que Excens adquiriera Clean?

Sí, es un proyecto que lleva en marcha desde principios de año, y decidimos abrir el molde alrededor de Julio. Excens adquirió Clean el día 6 de Octubre.

Se hará en versión también de 970mm?

Por ahora no está en los planes. Pero no descartamos nada.

Llegará una 26" también para probar esta temporada? y horquilla de carbono de 26 para comercializar?

La horquilla de carbono está ya muy probada. Llegará a finales de Enero, mitad de Febrero.  Sobre el cuadro de 26” estamos definiendo los últimos detalles para abrir molde en Enero y probar prototipos cuanto antes!

La bici sigue las líneas de la X2. Es este diseño vuestra apuesta definitiva para el trial actual?

Sin duda, la X2 para mí personalmente significa mucho... Hubo muchas versiones y al final nos quedamos con la que más nos gustó. Ha tenido alguna modificación respecto a la primera versión, pero nada significativo. En la producción 2017, cambiamos el tubo principal inferior (Downtube), por uno hidroformado con una forma muy bonita.
Geometría, posición de los tubos, espesores, mecanizados…Todo está pensado para rendir al máximo y transmitir toda la potencia que ejerces desde tu cuerpo a la bicicleta. Lo cierto es que quién la prueba no se arrepiente.

Su comercialización está prevista para 2018?

La comercialización del cuadro Clean K1 tanto 20” como 26” está programada para finales de 2017, principios 2018, dependiendo de cómo vayan pasando los días de prueba. Pero como veis, no hay intención de sacar nada al mercado que no haya sido bien probado.

Qué precio aproximado puede tener la bici completa puesta en la calle?

El precio está todavía por definir, pero entre 3000 y 3200.

Qué pilotos van a poder probar la X1 aparte de ti?

Por ahora me ayuda a probarla Sebas Ruiz, Nil Benitez y Carles Díaz. Sin contarme a mí, estos tres pilotos tienen tres estilos diferentes, que para probar una bici es lo que se necesita. A Sebas y a mí mismo, nos meto en el mismo saco. No somos bruscos, pero manejamos unas alturas y movimientos que podríamos catalogarlos de “extremos”. Nil no tiene esa agresividad pero es interesante ver como un chico de 12 años la prueba. Aunque parezca mentira se sacan muchas conclusiones de aquí. Por ejemplo la parte inferior la machacan muchísimo. Carles sigue entrenando cada día y manteniendo su particular estilo explosivo y fuerte, con lo cual tenemos un test bastante completo.
No descartamos traer más prototipos para el resto de pilotos del equipo.

Vemos que tu bici pesa ahora 6,5 kg. Es un peso ya un poco límite o crees que llegar a los 6 justos sin comprometer la fiabilidad es posible?

Si nos pusiéramos a mirar algún detalle siempre sacaríamos de la bici, pero la verdad es que sería muy muy insignificante en cuanto a peso.
Mi horquilla pesa 496gr (cortada a mi medida), y el cuadro que yo me quedé, 963gr. Uso 42 radios de 60 posibles en titanio. La nueva llanta 19” Clean es la más ligera del mercado…Todo en mi bici está lo más ligero posible sin comprometer resistencia. Así que no creo que se pueda bajar de aquí mucho.

Esperamos que este primer 3AL REPORTS os haya gustado y esperamos iros ofreciendo nuevos e interesantes artículos en este nuevo espacio de Bikenbici.
Saludos, siempre en equilibrio!